[:es]La reintegración prepara a las personas actualmente encarceladas y aquellas que ya han sido liberadas para trabajar y tener éxito tras su liberación: Parte 3[:]

0
19

[:es]Programas como ReConnect y 180 de Metro ofrecen servicios integrales a los clientes, incluyendo apoyo de transición, referencias a agencias comunitarias, asesoramiento-orientación-tutorías y apoyo para conseguir empleo.

“Nosotros servimos como enlace en caso de que haya un problema en su trabajo y si el empleado tiene algún impedimento en cuanto a transporte o el cuidado de sus hijos”.

Good-Collins comenta: “Nosotros básicamente participamos como apoyo y defensores. Si no están en un punto en su educación y capacitación que les hace ser elegibles para un puesto de carrera, nosotros les guiamos hacia un empleo de supervivencia para que por lo menos estén trabajando. Y mientras hacen eso pueden perseguir su meta educacional/de empleo para llegar a donde quieren estar”.

Teela Mickles ha trabajado durante tres décadas con ciudadanos que regresan a una vida fuera de prisión. Su Compassion in Action (Compasión en Acción – CIA), busca “embrace a la persona, reconstruir a la familia y romper con el ciclo de negatividad y reincidencia”. La Educación pre-liberación y preparación de reintegración se enfoca en la persona y en los problemas centrales sin resolver que llevaron a los actos criminales.

Las actividades de validación personal, auto-exploración y desarrollo personal ayudan a los clientes a cambiar su pensamiento y comportamiento, comenta Mickles. “Esto permite que cada persona tenga éxito en otros servicios ofrecidos a esta población: rehabilitación de drogas, educación avanzada, preparación para un empleo y empleo remunerado”.

CIA, ReConnect, 180 y otros programas refieren a los clientes a orientación sobre salud mental o del comportamiento, según sea necesario.

También está el aspecto de prevención en el trabajo de reintegración. Los clientes adultos con niños aprenden habilidades y estrategias de crianza que les puedan ayudar a evitar que sus hijos entren al sistema. ReConnect y CIA cuentan con componentes para jóvenes y familias.

Jasmine Harris es la administradora del Programa Post-Liberación para la más reciente organización de reintegración en el área: Defy Ventures, una organización nacional con capítulos regionales. Su programa intensivo de seis meses, CEO of Your New Life (CEO de Su Nueva Vida), explora el desarrollo del carácter, la educación transformacional y la preparación para el empleo. Los participantes aprenden a llevar la transición de sus experiencias en la calle para potenciar su talento y habilidades a las posibles carreras en las que se desempeñarán. Los clientes desarrollan un plan de vida.

“Lograr que aprecien esas habilidades y cómo pueden usarlas de una forma positive en verdad enciende una luz para ellos y les encanta”, dijo Harris. “Nosotros traemos a voluntarios durante los días de capacitación sobre negocios. La parte empresarial es fundamental en nuestro programa. Nosotros llamamos a nuestros participantes EIT – Empresarios en Entrenamiento. Ellos reciben capacitación básica empresarial uno a uno”.

Los voluntarios ayudan a los clientes a desarrollar un plan de negocios.

“Nuestro plan de estudios está aprobado por la Universidad Baylor”, mencionó Harris, “y si los participantes pasan obtienen un certificado de preparación de carrera. Nosotros realizamos una ceremonia de graduación completa con toga y birrete. Es ahí donde tenemos nuestra competencia de propuestas de negocios. Traemos a voluntarios, ejecutivos y empresarios y realizamos una competencia al estilo de Shark Tank. Todos los que se gradúan presentan sus propuestas de negocios”.

Se entregan premios en efectivo.

En cuanto al periodo posterior a la liberación, Harris cuenta con el mismo programa de seis meses en el exterior que es ofrecido en prisión.

“Todos en la comunidad con antecedentes penales pueden participar, ya sea que hayan estado en la cárcel o que estuvieren en libertad provisional por un delito menor, si están buscando otra oportunidad”.

Harris también presenta el programa dentro de incubadoras empresariales.

“Nuestra Incubadora Empresarial cuenta con de 12 a 15 meses de capacitación adicional. Nosotros emparejamos a los clientes con mentores ejecutivos que han pasado por el proceso de comenzar su propio negocio. Los mentores ayudan a llevarles a través del proceso de iniciar un negocio.

“Tenemos noches de capacitación para negocios así como talleres en donde traemos a expertos en la materia que proporcionan información más a fondo”.

Harris conecta a los clientes con recursos de desarrollo laboral, les ayuda con sus currículums y con superar dos barreras considerables: encontrar una vivienda asequible y acceso a transporte.

“Nosotros les conectamos con servicios en la comunidad según tenga sentido. No todos quieren ser un empresario o ir a la escuela. Nosotros les hacemos saber que hay un programa por aquí que trabaja sobre oficios o bien otro programa por allá con un enfoque sobre la educación”.

Los expertos en reintegración coinciden en que hoy en día hay más y mejores servicios, pero Harris y otros aprecian una necesidad de una mayor colaboración entre los proveedores.

Good-Collins hizo hincapié en que sin importar como se sientan las personas sobre los ciudadanos que se reintegran a la sociedad, esto no es algo que vaya a desaparecer.

“Tal vez puedan verlo desde un punto económico y darse cuenta de que no tiene sentido fiscal hacer lo que estamos haciendo, que es pagar para volver a mandar a prisión a las personas”.

Lea más del trabajo de Leo Adam Biga en leoadambiga.com.[:]

LEAVE A REPLY