Header

¿Cómo responde el sector transporte de América Latina al COVID-19?

Escrito el 20 Apr 2020
Comment: Off
Argentina y México presentaron sus acciones en transporte público para abordar la pandemia del COVID-29 en un webinar organizado por varias organizaciones promotoras de la movilidad sostenible en la región.

El webinar -convocado por la plataforma regional LEDS LAC de EuroClima plus, Sloca Partnership, Asociación SustenAr, Flacma, entre otros- estuvo dedicado a analizar experiencias de empresas de transporte público para conocer la respuesta sanitaria del sector a la pandemia.

La sesión inició con palabras introductorias de Maruxa Cardama, de SloCat Partnership, quien anunció el lanzamiento de un calendario de eventos suspendidos, como las Cumbres de cambio climático, de actualización permanente, y un sitio web con recursos y herramientas. La especialista en sostenibilidad y transporte se mostró pesimista por el impacto de la crisis sobre los esfuerzos de la movilidad sostenible:

“Se ha producido un incremento del uso del vehículo privado, una estigmatización del uso de transporte público, un gran impacto en el transporte informal, con riesgos a contagio y aumento de contaminación. Debemos prestar atención a las respuestas, a los rescates financieros, en qué vamos a invertir para garantizar la salud pero también la sostenibilidad general”.

A continuación, Verena Flus, asesora de movilidad sostenible en la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ), describió la experiencia de una empresa de transporte público en China, en la ciudad de Shenzen. Ubicada a mil kilómetros del foco de contagio, con más de 10 millones de habitantes, esta ciudad es el centro económico del sur de China con altas tasas de migración.

La empresa Shenzen Bus Corp que opera 6 mil buses y 22 mil taxis, es la empresa líder en movilidad sostenible de China por ser la primera en electrificar su flota completa. Como respuesta a la pandemia, la empresa realizó medidas preventivas como la creación de un comité de estrategia, la compra masiva de materiales de protección e higiene, el trabajo con sus empleados en seguridad.

Pero Verena Flus destaca que la acción más innovadora fue la lista y rastreo de desplazamiento de sus 30 mil empleados. “Dado que la emergencia nació en Año nuevo chino, muchas personas se desplazan en este feriado. La empresa generó un registro de los viajes de sus empleados para detectar quién estuvo en zonas de contagio y proceder a su aislamiento”.

Además, realizaron cambios en distribución del espacio en los 50 comedores y cafeterías para respetar la distancia social. “El foco de la gestión de esta empresa china fue mantener el servicio interno y cerrar el transporte interurbano. La idea fue desincentivar el uso, reducir las frecuencias, y cumplir con la regla de ocupación máxima de un bus de hasta 50% de pasajeros. Esto se lograba a través de monitoreo de buses con cámaras”.

América Latina busca responder a tiempo a la pandemia

Durante el webinario, se presentó el caso argentino bajo la representación de Lucila Capelli, subsecretaria de planificación de la movilidad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quien presentó las acciones articuladas por el comité formado por autoridades de la Ciudad, la Nación, y la Provincia de Buenos Aires. La primera fase de acciones se realizó entre el 16 al 20 marzo, para coordinar los 3 millones de viaje desde la región metropolitana hacia la ciudad.

Capelli destacó que el foco estuvo puesto en trabajadores del sistema de transporte a través de resoluciones para establecer distancias mínimas entre el chofer y pasajeros en los colectivos y buses.

“Para reducir y desalentar la demanda, una serie acciones articuladas hicieron falta, por ejemplo, la suspensión de clases en la primera semana permitió reducir el flujo de 21% de viajes. La feria judicial y las políticas de trabajo redujeron el principal flujo del 46% de la demanda de transporte que es laboral. Y las medidas de prórrogas de trámites, vencimiento de licencias, ampliación horarios bancarios ayudaron a reducir el resto”, indicó Capelli.

La funcionaria destacó que la crisis ha generado que el foco de muchas políticas de movilidad sostenible se hayan retirado, por ejemplo flexibilizar el uso de autos particulares en el centro de la ciudad, quitar restricciones de estacionamientos. “Va en contra de lo que hicimos los años pasados, promover el auto privado era lo opuesto de la movilidad sostenible pero ante la crisis debimos cambiar las medidas”.

Finalmente, se presentó el caso mexicano. Rodrigo Díaz González, subsecretario de Planeación, Políticas y Regulación de la Secretaria de Movilidad de la ciudad de México, describió las acciones en un contexto de fase 2 con 400 contagiados y 4 víctimas fatales.

“Para el sistema de transporte en México todo cambió, ahora son las autoridades de salud las que indican el rumbo y ritmo de las acciones”.

Díaz González indicó que pese a que no se ha decretado la cuarentena se han aplicado cierres de lugares como cines, suspensión de clases y otras medidas que han reducido la congestión vehicular. El funcionario destacó que en un país como México donde el 60% de la economía es informal se está evaluando si la medida de la cuarentena no genera una consecuencia económica indeseada. “La estrategia la vamos diseñando día a día, desde la limpieza de flota de buses y bicicletas, hasta Dispensadores de gel en nuevos puntos de conexión del transporte”.

Destacó que el mayo desafío de México, y de América Latina, es el transporte informal. En la ciudad de México, el 60% de los viajes se realizan en microbuses privados, sin control de la gobernación. “Hemos realizado capacitaciones con operadores privados, pero hay menos control, ahí tenemos un problema. Otro problema, el transporte concesionado porque dependen mucho de la demanda de pasajeros y no están acatando. No descartamos medidas de escalonamiento de horario”.
Indicó estar aplicando medidas para garantizar la distancia social a través de ofrecer mayor frecuencia en el transporte para evitar aglomeraciones.

Al finalizar el webinario, se realizó una encuesta en vivo para conocer los tres desafíos de la movilidad sostenible en el contexto COVID-19,

Avatar
Acerca del Autor