[:en]Dr. Peter Young helps parents and their kids to remain healthy thanks to chiropractic[:es]El Dr. Peter Young ayuda a padres e hijos a mantener la salud mediante la quiropráctica[:]

0
97

[:en]”Who wouldn’t want to avoid waking up in the morning saying ‘oh God, everything hurts!’ or something like ‘I can’t move today, so I better stay home and not go to work’? It is awful when we have to go to work and complain from pain all day or feel as if our legs are failing us and our head hurts,” said Elizabeth Ramos-Hernandez, manager at the Young Chiropractic Clinic in South Omaha.

Ramos-Hernandez added that thanks to chiropractic, all those ailments “can be treated up to a point when you will no longer feel said symptoms.”

Ramos-Hernandez visited Young Chiropractic many years ago with several ailments that started after her first son was born: “I was first a patient of Dr. Young, and since I felt great with the treatment, I later decided to join the team.”

After a while, when Ramos-Hernandez got pregnant for the second time, she and her husband decided that it was vital that she take advantage of the benefits of chiropractic: “And it was a wonderful thing because right from the start it helped to get rid of the headaches, nausea and back aches. It was a true blessing.”

Young Chiropractic opened the doors at its first location over at 98 and Giles St. over a decade ago, but since November 2016, the services of Dr. Peter Young were extended to South Omaha on popular 24th St.

For Ramos-Hernandez, this was very special because, as the daughter of Mexican parents, “I’m always trying to bring more of my people to the clinic because, due to the type of jobs they perform which are always very grueling, be that at packing plants or in construction work, they need to take good care of themselves because it is hard to perform their work if they don’t have proper care.”

Dr. Peter Young, who graduated in the 2007 class of Cleveland Chiropractic College in Kansas City, Missouri, knows the needs of the Latino community mentioned by her assistant, and has the needed expertise in this alternative medicine option. He is one of the few certified chiropractors in Omaha for the Graston Technique which focuses, for example, in treating the areas of the body which suffer from chronic inflammation.

“In essence, chiropractic is all about providing proper healthcare in a natural way in order to avoid medication or surgery,” said Dr. Young, adding that chiropractic studies the human central nervous system in order to detect any blocking that affects the mobility of articulations, muscles and tendons, so that the body can regulate its own healing. “The human body is a very powerful instrument, and it can heal on its own.”

At Young Chiropractic, the team of specialists who works alongside Dr. Young are dedicated to “educating patients on the proper habits they need to adopt, such as eating healthy, getting enough rest and exercising.”

Positive results from the first set of sessions can be seen in both kids and adults who have been diagnosed with sinusitis or allergies.

As the mother of a young one-year-old, Ramos-Hernandez witnessed firsthand the positive changes a young kid can experience when exposed to chiropractic care at such an early age: “Things such as cramps or reflux or even constipation can be avoided. In fact, at the clinic, we show moms how they should change a baby’s diaper so that they don’t damage the baby’s dorsal spine. Taking their kids to a chiropractor is one of the best thing parents can do for them, but they should also take the time to be treated.”[:es]”Quién no quisiera levantarse en la mañana y no tener que decir, ‘¡ay Dios mío, me duele todo!’, o algo como ‘hoy no puedo moverme, mejor no voy a trabajar’. La verdad es que es horrible llegar a nuestro empleo y estar quejándose todo el día o sentir que nos fallan las piernas y nos duele la cabeza”, expresó Elizabeth Ramos-Hernández, gerente de la clínica Young Chiropractic en el sur de Omaha.

Ramos-Hernández agregó que gracias a la quiropráctica todos esos malestares “pueden ser tratados al punto de que ya no haya necesidad de volver a sentir semejantes síntomas”.

Ramos-Hernández llegó hace años a Young Chiropractic aquejada por diversas molestias que continuaban presentándose después de tener a su primer hijo: “Primero fui paciente del Dr. Young y como me sentí muy bien con el tratamiento, después decidí unirme a su equipo de trabajo”.

Al cabo de un tiempo, cuando Ramos-Hernández se embarazó por segunda ocasión, ella y su esposo decidieron que era vital recibir los beneficios de la quiropráctica: “Y fue algo maravilloso porque desde el principio me quitaba los dolores de cabeza, las náuseas y los dolores de espalda. Fue realmente una bendición”.

Young Chiropractic abrió las puertas de su primer edificio en las calles 98 y Giles, hace casi una década, pero desde noviembre del 2016, los servicios del Dr. Peter Young, su fundador, se extendieron al sur de Omaha, en la popular calle 24.

Para Ramos-Hernández esto adquirió un valor muy especial porque siendo hija de padres mexicanos, “todo el tiempo estoy tratando de traer a mi gente a la clínica, porque con el tipo de labores que hacen, siempre muy pesadas, ya sea en empacadoras o en la construcción, necesitan cuidarse bastante, ya que es muy difícil hacer el trabajo que hacen si no tienen los cuidados apropiados”.

Egresado en el 2007 del Cleveland Chiropractic College en Kansas City, Missouri, el Dr. Peter Young reconoce muy bien dichas necesidades de la comunidad hispana como las que menciona su asistente y cuenta con destacad experiencia en ésta  modalidad de medicina alternativa siendo uno de los pocos quiroprácticos certificados en Omaha para emplear la denominada Técnica Graston que se enfoca por ejemplo, en el tratamiento de zonas del cuerpo que presentan una inflamación crónica.

“Del modo más simple la quiropráctica se refiere a proporcionar el cuidado de salud apropiado de forma natural y evitar lo que es la medicación o las cirugías”, aclaró el Dr. Young quien añadió que la quiropráctica estudia el sistema nervioso central del ser humano para detectar cualquier bloqueo que afecte la movilidad de las articulaciones, músculos y tendones, de forma que el cuerpo pueda regular su auto curación: “El cuerpo es un instrumento poderoso y tiene la habilidad de sanarse por sí solo”.

Así que en Young Chiropractic, el equipo de especialistas al lado de Young, se dedican tal como él mismo lo enfatizó, “a educar a los pacientes para que éstos adquieran buenos hábitos como una dieta saludable, suficiente descanso y ejercicio”.

Los resultados positivos después de las primeras sesiones se pueden apreciar tanto en niños como adultos que han sido diagnosticados con sinusitis o alergias.

Como madre de un nene menor a un año de edad, Ramos-Hernández fue testigo de los cambios favorables que un pequeñito puede experimentar si es atendido por un quiropráctico a pesar de su corta edad: “Cuestiones como cólicos o reflujo, todo puede ser evitado, incluso la constipación. De hecho en la clínica nosotros les mostramos a la madres la manera específica en la que se les debe cambiar el pañal a los bebés para no desalinearles su espina dorsal. Llevar a sus hijos al quiropráctico es lo mejor que los padres pueden hacer por ellos y darse la oportunidad de atenderse también por uno, es lo más importante que pueden hace por ellos mismos”.[:]

LEAVE A REPLY