Header

[:en]Sowing the Seeds of Giving A New Approach to Addressing Community Needs Is Taking Root As the Public Sector Stumbles[:es]Plantando las semillas de la bondad Un nuevo enfoque para afrontar las necesidades de la comunidad está sentando raíces mientras tropieza el sector público[:]

Escrito el 24 May 2017
Comment: Off
[:en]Part 3 in a series

Shaping strategic community goals in partnership with givers is part of the Chamber's mission, said Brown. Everything the Chamber does, he said, is measured.

"We incorporate most of the public and private foundations executive directors and staff into all of our strategic planning processes. We've invited them to be involved in all of our strategic foresight work. On the futurist side, they've been involved in our discussions for our economic development strategy and as issues come up in the community, we find ourselves working on those projects together, too. It's not unusual for the Chamber and several of the foundations and other nonprofit groups to sit around the table with business leaders talking about how to solve a community problem.

"The philanthropic community also tends to be funders of some programs and activities we do. We've been successful in finding those places we have in common and producing something the foundations help fund."

Brown said collaboration comes with the territory, but Omaha does it to an unusual degree.

"A lot of collaboration happens in this community between philanthropists and businesses and the not-for-profit world to see what projects should move forward and which ones maybe not. I think Omaha has collaboration in its DNA. I rarely see an organization stand up and say we are going to work on this project by ourselves and not seek input or not be involved in a strategic discussion about whether it has merit or not.

"When a project doesn't work out, it's usually because collaboration and communication hasn't occurred at the normal level. I think we accomplish more together and that seems to be a common thread I see with most of my colleagues in this community, whether on the business side or the not-for-profit side."

OCF's Boyd said working with partners like the Chamber and United Way helps the foundation "learn what role we can play." She explained, "We're placing some bets on areas where we think, given our history and skills, we might be able to add some value in partnership with things going on in the community."

She said the discussions arising from collaborative meetings help narrow the focus on what the pressing needs are and where best the foundation can help. Another way the foundation gauges what's happening is through the grant application process for its Fund for Omaha. "We see over the period of a couple grant cycles patterns and changes in requests for funding that give us a temperature read on some things moving and changing in the community and what that might mean. It might be emerging needs or gaps of service."

On behalf of donors the foundation has granted $1.5 billion to nonprofits since 1982. In 2016, its donors granted $149 million. Its own Fund for Omaha granted $294,176 in 2016. As of the end of last year, the foundation's assets number just over $1 billion.

The foundation's desire to broaden its work and better measure community needs helped lead to the birth of The Landscape project – a public, data-driven reflection of the community across six areas of community life: Health, Neighborhoods, Safety, Transportation, Workforce and Education.

Those markers largely came out of the community perception or assessment study that OCF did with United Way and Iowa West Foundation.

"There are likely other areas over time we will add to The Landscape," Boyd said.

Landscape information gleaned from experts and residents are available online to anyone at thelandscapeomaha.org

"We wanted more people to participate in some of that thinking and we wanted more people to be able to iterate it," Boyd said, "so having something more publicly available and opening that up for feedback can help those of us who interact on personal levels with different partners and residents in the community."

"We're looking more and more at how we align with some of these issues now spotlighted in The Landscape to try to reach out in new partnerships and new ways. We have a donor base that is community-broad, many of whom are plugging into some of these issues themselves, and we may be able to serve them better in their giving if we're focusing our resources."

Greater impact is the ultimate goal.

"We're hoping the project will assist in bringing some of our philanthropy to another level by infusing more of that curation with the voice of the community – personal stories that add a greater dimension to our understanding. It's not to say by any means the work of the foundation and The Landscape is going to be the thing that leads to change. It has to be efforts we all pursue. This just happens to be our particular part we feel we can play in conversation and interaction with all of the other people invested in moving these issues forward in our community."

She and her colleagues are trying to find ways to get millennials to donate. The foundation's found success doing that through its Omaha Gives campaign.

Increasingly, Boyd said, "we work to be an organization more inclusive of lots of different people and interests in the community, I think we're continuing to build different relationships and find new ways to partner with people who care and want to invest resources."

Boyd, Forsberg and Brown are aware Omaha's legendary giving is generational. While wealth will change hands, they say local philanthropists have been mindful creating instruments to ensure future giving.

Read more of Leo Adam Biga's work at leoadambiga.com.[:es]Publicado originalmente en The Reader. XXX de una serie.

Según Brown, dar forma a las metas estratégicas de la comunidad en alianza con quienes donan fondos es parte de la misión de la Cámara. Todo lo que la Cámara hace, nos comenta, es medido.

"Nosotros incorporamos a la mayoría de los directores ejecutivos y al equipo de trabajo de las fundaciones públicas y privadas dentro de todos nuestros procesos de planeación estratégica. Les hemos invitado a todos nuestros trabajos de prospectiva estratégica. En cuanto a lo futurista, han estado involucrados en nuestras discusiones para nuestra estrategia de desarrollo económico y al aparecer situaciones en específico en la comunidad, nos damos cuenta de que también podemos trabajar juntos en esos proyectos. No es inusual que la Cámara y varias fundaciones y otros grupos sin fines de lucro se sienten en la mesa junto con los líderes comerciales para hablar sobre cómo resolver un problema de la comunidad.

"La comunidad filantrópica también tiende a ser quienes brindan fondos para algunos de los programas y actividades que llevamos a cabo. Hemos tenido éxito en encontrar esas cuestiones que tenemos en común y hemos producido algo que las fundaciones pueden ayudar a financiar”.

Brown dijo que la colaboración es algo que tiene que suceder, pero que en Omaha sucede a un grado inusual.

"Muchas de las colaboraciones en esta comunidad suceden entre los filántropos, los negocios y el mundo de las organizaciones sin fines de lucro para ver qué proyectos deben seguir y cuales tal vez no deberían hacerlo. Yo considero que Omaha tiene las colaboraciones dentro de su ADN. Rara vez observo que una organización diga que se irá y que va a trabajar por su cuenta sobre un proyecto sin buscar el comentario de los demás, o sin involucrarse en una discusión estratégica sobre si tiene o no mérito.

"Cuando un proyecto no funciona, usualmente es debido a que la colaboración y la comunicación no ha ocurrido en el nivel normal. Yo pienso que hemos logrado más juntos y ese parece ser algo en común que aprecio con la mayoría de mis colegas en la comunidad, ya sea del lado de los comercios o del lado de las organizaciones sin fines de lucro”.

Boyd de la OCF dijo que trabajar con aliados como la Cámara y United Way ayuda a la fundación a “aprender el rol que podemos desempeñar”. Ella explica: “Estamos colocando algunas ‘apuestas’ en áreas en las que pensamos que, dada nuestra historia y habilidades, podríamos agregar algo de valor al unirnos sobre las cosas que están pasando en la comunidad”.

Ella dijo que las discusiones que surgen en las reuniones de colaboración ayudan a reducir el enfoque sobre lo que es urgente y sobre en dónde puede la fundación ayudar de mejor forma. Otra forma en que la fundación da seguimiento a lo que está pasando son los procesos de solicitud de subvenciones para su Fund for Omaha (Fondo para Omaha): "Observamos algunos patrones de ciclos de solicitudes de subvenciones durante el periodo y algunos cambios en cuanto a las solicitudes de fondos que nos permiten apreciar cómo se mueven y cambian algunas cosas en la comunidad y qué puede significar. Pueden ser necesidades emergentes o algunas brechas en el servicio”.

A nombre de los donadores, desde 1982 la fundación ha otorgado $1.5 billones de dólares a las organizaciones sin fines de lucro. En el 2016, los donadores otorgaron $149 millones de dólares. Con su propio Fund for Omaha, se otorgaron $294,176 en el 2016. A finales del año pasado, el número de fondos de la fundación era de poco más de $1 billón de dólares.

El deseo de la fundación de ampliar su trabajo y medir de mejor forma las necesidades de la comunidad ayudó a liderar el nacimiento del proyecto The Landscape, una reflexión pública sobre la comunidad basada en los datos a través de seis áreas de la vida comunitaria: Salud, Vecindarios, Seguridad, Transporte, Fuerza Laboral y Educación.

Estos marcadores salieron en gran parte de la percepción de la comunidad o de estudios de valoración que la OCF llevó a cabo junto con United Way y la Iowa West Foundation.

"Es probable que otras áreas sean agregadas a The Landscape con el paso del tiempo”, mencionó Boyd.

La información de The Landscape obtenida de los expertos y los residentes está disponible en línea para que cualquier persona pueda consultarla en thelandscapeomaha.org

"Queremos que más personas participen en esta forma de pensar y queremos ver más personas que puedan aplicarlo”, dijo Boyd, “por lo que el que esté disponible de forma pública y abrir eso a la retroalimentación puede ayudarnos a quienes interactuamos a nivel personal con diversos socios y residentes en la comunidad”.

"Estamos apreciando más y más cómo nos alineamos con algunas de estas cuestiones que han salido a la luz en The Landscape para intentar establecer nuevas alianzas de nuevas formas. Tenemos una base de donadores por toda la comunidad, muchos de los cuales están atendiendo algunos de los asuntos por su propia cuenta y tal vez podamos servirles de mejor forma en cuanto a sus donaciones si nos enfocamos en nuestros recursos”.

La meta final es lograr tener un mayor impacto.

"Estamos deseando que el proyecto pueda ayudar a llevar a nuestra filantropía a otro nivel al agregar a ese proceso de selección más aportaciones de la comunidad – historias personales que agregan una mayor dimensión a nuestro entendimiento. No estamos diciendo que el trabajo de la fundación y The Landscape es lo que vaya a llevar hacia el cambio. Tiene que ser los esfuerzos que todos perseguimos. Esto es algo en particular que sentimos podemos usar dentro de las conversaciones y las interacciones con las demás personas que están involucradas en solucionar estas cuestiones en nuestra comunidad”.

Ella y sus colegas están tratando de encontrar formas para lograr que los millenials donen. La fundación ha encontrado éxito en hacer esto a través de la campaña Omaha Gives.

Boyd dijo que "trabajamos para ser una organización que sea más inclusiva para muchas personas e intereses diferentes en la comunidad. Yo pienso que estamos continuando con la construcción de diversas relaciones y encontrando nuevas formas de aliarnos con las personas a quienes les importa y quienes desean invertir recursos”.

Boyd, Forsberg y Brown están conscientes de que las grandes donaciones en Omaha es algo generacional. Pero aunque las riquezas cambiarán de manos, ellos dicen que los filántropos locales han estado creando instrumentos para asegurar que se realicen donaciones en el futro.

Lea más del trabajo de Leo Adam Biga en leoadambiga.com.[:]
Leo Adam Biga

Avatar
Acerca del Autor