[:es]Los policía del recinto sureste: Trabajando por una relación amigable con la comunidad[:]

0
6

[:es]Para la comunidad Latina que habita en la periferia del sureste de Omaha, el termino policía les evoca diferentes significados  y quizá uno de los  que buscan resaltar es el de un buen amigo, basados en la conexión comunitaria que están logrando a través de diferentes actividades educativas y de esparcimiento, según informo la oficina de Prevención del Crimen del Recinto Sureste de la Policía.

En este sentido,  ésta a sido la estrategia que ha querido resaltar la Capitana Katy Belcastro, del recinto mencionado, en un acto de proximidad que ha facilitado que los encargados de mantener el orden público y de salvaguardar la integridad de los ciudadanos sean conocidos por las familias de su territorio.

Algunos de los eventos que han servido al propósito planteado han sido: Santa Claus en el recinto Sureste, SAFE y el Baile del Juguete, entre muchos otros en los que adicionalmente se ha compartido información preventiva contra pandillas, narcóticos, seguridad vehicular y  seguridad en bicicletas, por mencionar solo algunos temas. Cabe señalar que en el último año miles de  personas han participado en dichas actividades gratuitas, realizadas en ambientes festivos que incluyen música, regalos, bocadillos y actividades para toda la familia.

“Lo que buscamos es que la gente sepa que nosotros no somos sus enemigos, por el contrario, somos sus amigos y deseamos protegerlos”, ha expuesto Belcastro, haciendo énfasis en la obligación que se tienen de aplicar la ley cuando esta es infringida.

Diariamente, los oficiales de policía patrullan las calles aledañas a la zona sureste de la ciudad, durante las 24 horas del día, los 365 días del año. Y a cada una de las miles de familias que conforman su jurisdicción se les quiere hacer hincapié en la importancia de participar en las actividades y/o eventos públicos planeados para el 2018.

En este sentido, Ofelia Robles, Especialista en Prevención del Crimen del Recinto Sureste, concluye: “Si bien es cierto que tenemos que hacer el trabajo que nos fue encomendado, también es verdad que la cercanía con los habitantes de la zona nos genera beneficios mutuos en nuestra misión de conservar el orden. De ahí la importancia de vernos como amigos que se respetan  y apoyan  para cuidar el lugar que hemos elegido como nuestro hogar”.[:]