Header

[:es]Casa Robertas[:]

Escrito el 08 Sep 2016
Comment: Off
[:es] 

Foto de Elite Studio Photography

Foto de Elite Studio Photography



La alfombra roja multiplica la fama y demanda de un diseñador, así lo corrobora Diego Medel, diseñador mexicano que a llamado la atención en la industria de la moda en Hollywood y que recientemente acaba de inaugurar Casa Robertas en el Sur de Omaha.

Para él que vive en este mundo del glamour y la alta costura, las actrices, actores y músicos que han portado sus creaciones, se han convertido en la mejor referencia de estilo para sus clientes, pues sus diseños que han desfilado en los Oscar o los Golden Globs marcan la pauta de lo que más venderá en esa temporada.

Sin duda, Diego esta viviendo el sueño americano y nadie imaginaria que antes del 2006 trabajaba limpiando casas.

Nació y se crió en Michoacan, México. Ahí convivió con una persona que más adelante se volvería crucial para que el decidiera extender sus alas a la ciudad de Omaha. Berenice Rodriguez. Desde niños, ambos estrecharon su amistad y tomaron caminos diferentes en la unión americana, siempre buscando crecer en el mundo empresarial.

Medel llego a Estado Unidos en el 2004, siendo ya un diseñador de alta costura. Tenia un título universitario que lo respaldaba y varios años de especialidad en el dominio de patrones, zapatos y cristalería. Sin embarco, pese a tener una trayectoria diseñando y enseñando en programas que el mismo instituyó para madres solteras en su ciudad, tuvo que comenzar lavando pisos. Mientras él buscaba retomar su carrera, Berenice era ya madre de un hijo y luchaba por sostener un negocio de compra y venta de oro.

“Siempre fui una mujer fuerte, pero tuve que serlo mucho más para poder luchar en un mundo de hombres, pero sobre todo para poder mantener a mi hijo”, dijo Berenice, quién llego a la Unión Americana en 1998.

“Me involucre sentimentalmente en relaciones tormentosas y tuve que aprender a sobrevivir, descubriendo que soy una mujer que puede enfrentar la vida sola, sin que nada me atemorice”, dijo, al mencionar que también tuvo que limpiar pisos y lavar baños, como su amigo Medel.

Finalmente, en el 2005 Diego busco aventurarse nuevamente en el mundo de la moda y el ave fénix resurgió.

“Me moví a Los Ángeles y al termino de 5 años ya estaba en la alfombra roja para los Grammy, Billboard, Oscar, Cannes, …es increíble! Sin lugar a dudas comencé a vivir el sueño americano”.

Por su parte, Berenice buscaba también resurgir luego de ver en la quiebra su negocio de joyería. “Retome la limpieza de casas y me produce volar alto”, dijo la hoy propietaria de una compañía de limpieza con sólidos clientes tanto de casas privadas como constructoras de nuevas edificaciones que fielmente acuden a ella.

Siempre en comunicación, un día Berenice le propuso a Diego abrir una tienda. Ambicioso proyecto que les motivo y puso a localizar el mejor lugar para concretarlo.

En este sentido, Berenice evaluó las zonas de mayor auge económico y con demanda en el mercado latino. Sin lugar a dudas, Omaha proyectaba la mayor estabilidad.

“Descubrí el distrito comercial de la calle Vinton y supe del crecimiento que estaba teniendo esa zona, pero me decían que era imposible un lugar. Y así fue, caminando por la zona todo estaba lleno. Pero un día un buen amigo me aviso que había un espacio disponible y entonces comenzó Casa Robertas.

La inauguración fué en este mes de agosto. Diego y Berenice estuvieron acompañados de personalidades diplomáticas, empresariales, gubernamentales, medios de comunicación, familiares y amigos. El corte de listón fue encabezado por la  Ministra Guadalupe Sánchez Salazar, Cónsul Titular en el consulado de México, quien enalteció el trabajo comercial y laboral que proyecta Casa Robertas, al igual que el del resto de los mexicanos en el exterior.

Hoy, Diego y Berenice unen sus talentos empresariales y del diseño para ofrecer una alternativa más en la moda y la alta costura, enfocándose más en las Quinceañeras.

“Cada cliente tiene un sueño para ese gran evento en el que desea lucir bien, y nuestro trabajo es plasmarlo en patrones de costura que tengan el sello distintivo de Diego Medel, para lograr creaciones únicas que sean entregadas dentro del presupuesto figurado y los tiempos establecidos, por que cualquier atraso nos puede genera perdidas económicas, reputación y clientes”, expuso Berenice.

A escasos días de operación, casa rebotas ya ha presentado pasarelas de exhibición y ha tenido clientes que le han solicitado vestidos de quinceañeras, bodas he incluso para vestir a grupos musicales de la localidad. Por ahora, Casa Robertas fabrica la mayoría de sus creaciones en california, donde muchos de los diseñadores de modas están ubicados y donde Diego a logrado catapultar su talento, no solo en prendas de vestir, sino también en joyas, tiaras, tocados, ramos y zapatos. En estos últimos, con gran éxito, logrando recientemente ser llamado por la empresa Disney, para diseñar parte de la zapatería de la reciente película “Alice Through the Looking Glass”

“Diego y yo estamos felices. En estos días también fuimos solicitados por el Consulado de México para encargarnos de la decoración de la ceremonia oficial por la independencia mexicana, en el Museo Latino. Este es el evento diplomático más importante que realiza el consulado y es también una razón más para saber que la decisión de iniciar Casa Robertas en Omaha fue acertada”, concluyo Berenice, cuyo nombre se suma el de Diego Medel, para juntos comenzar a sonar fuertemente en el mundo empresarial de la moda local.

 [:]
Bernardo Montoya

Avatar
Acerca del Autor