Header

[:es]Discriminación En La Comunidad Latina[:]

Escrito el 01 Sep 2016
Comment: Off
[:es]
Foto de Elite Studio Photography

Foto de Elite Studio Photography



“La discriminación sigue vigente”, Así lo enfatiza Luis Gerardo Torres, de origen guatemalteco, al hablar del acoso y despido laboral que sufrió el año pasado. “Lo peor en mi caso fue que un mexicano resulto ser el más racista, conmigo y con los demás latinos”, dijo.

Aproximadamente uno de cada 10 hispanos de Estados Unidos dice que han sufrido discriminación por su origen étnico en el último mes, tanto en su lugar de trabajo como en hospitales, lugares de entretenimiento o en algún asunto relacionado con la policía.

De hecho, según una reciente encuesta del Pew Research Center, el 52 % de los hispanos en los EE.UU. dicen que han sufrido discriminación o han sido tratados injustamente debido a su raza o etnia.

Sobre este tema, el propio presidente Barack Obama reflexionó diciendo: “Del racismo no estamos curados y la discriminación todavía proyecta una vasta sombra sobre nuestra sociedad… Esto sigue siendo parte de nuestro ADN”.

En algunos testimonios que corroboran este hecho, Marcela Esparza, cocinera en un restaurante mexicano de la calle 24, indicó:  “Yo entre a una tienda y un empleado me siguió todo el tiempo, como si fuera a robarme algo. Cuando me acerque a pagar la empleada me dijo que no hablaba español, sin haberme saludado primero. Yo no la denuncie con el gerente de la tienda pero si me dio mucho coraje que se portara así conmigo”

Por su parte, Samuel Tejeda, estudiante en la escuela secundaria del Sur, expuso: “A mí me decían “bener’ [frijolero] en la escuela y al principio no entendía. Cuando le dije a mi mamá me dijo que no hiciera casi o y que yo me concentrara en la maestra…”

“Mi hijo estuvo en el campeonato de fútbol del estado de Nebraska y al terminar el juego varios jugadores de Lincoln East High School le aventaron cartones verdes a los jugadores de la escuela secundaria del Sur, tratando de ofenderlos con el tema del estatus migratorio y de las tarjetas verdes. Fue una vergüenza...", recordó Maria Trinidad, mexicana en Omaha.

De acuerdo con el Centro Hispano Pew, más de seis de cada diez (61%) latinos dicen que la discriminación contra los hispanos es un "problema importante”. Sin embargo, no siempre lo denuncian.

Los hispanos nacidos fuera del país son mucho más propensos que los nacidos en los EE.UU. de decir que han sufrido discriminación. Como ejemplo, mientras que el 18% de los hispanos nacidos en el extranjero dicen que fueron discriminados por cuestión étnica en su lugar de trabajo, sólo el 5% de los Hispanos nacidos en el país lo reportan.

En resumen, la discriminación sigue vigente pese a que cada vez es menos aceptable tener este tipo de comportamiento.

“Lo lamentable es que los latinos nos quejamos de esto pero lo hacemos entre nosotros”, dijo Aldo Gutiérrez, mecánico de origen mexicano en el Sur de Omaha.

De acuerdo con Daniel Figueroa, sociólogo de la Universidad de Nebraska en Lincoln, “de forma interna el latino se auto discrimina por razones de color, género, nacionalidad, orientación sexual, acento, credo y/o estatus migratorio”.

“Cuando recién llega una persona de un país latinoamericano a EEUU, automáticamente es identificado como alguien inferior, ya sea por la barrera del idioma o debido a que no ha podido asimilarse al estilo de vida estadounidense. Despectivamente usan las palabras ‘chuntaro, paisa’, que el mismo latino ha creado, para discriminar a otro latino que no está en su mismo nivel…”, explico Figueroa.

“A mí me llamaban ‘el indio’, y nunca me aceptaron como pareja de mi esposa porque decían que yo era indígena y ella no. Aún así nos casamos y ahora puedo ver que hacen esa misma distinción entre mis hijos. Mi suegra claramente prefiere al nieto que se parece más a mi esposa que a mi hija pequeña, la cual se parece a mi familia”, testificó Jacinto Pardo, mexicano empleado en una panadería en la calle Vinton.

“Considero que la solución paulatina a este problema es la educación en los jóvenes, a fin de lograr que las futuras generaciones entiendan más de tolerancia, diversidad e inclusión. Mientras no logremos que nuestros niños entiendan que todos somos diferentes, no lograremos erradicar la discriminación de nuestra sociedad. Por eso, comencemos hoy y no hagamos a otros lo que no queremos que nos hagan a nosotros mismos, por que la riqueza de nuestra sociedad esta en la diversidad de todos los que la conformamos”. concluyo Figueroa.[:]
Bernardo Montoya

Avatar
Acerca del Autor