[:es]Naty Valle: Luchando por la Integración Latina.[:]

0
15
Students Hector Pichardo, Laura Acosta, Nathalie Bravo Batista, Roberto Vargas and Kleyser Agueda meet with Marco Polo Hernandez-Cuevas on Wednesday, Sept. 3 to discuss the futrue of an Afro Latino club at NCCU. Photo by Mushaya Carter/Echo staff photographer

[:es]“Muchos dicen que hay que integrarnos a la sociedad norteamericana pero sin perder nuestra identidad cultural; otros pregonan que es mejor asimilarnos completamente como lo hicieron los otros grupos inmigrantes que vinieron a esta nación desde Europa hace muchos años. En realidad, las dos cosas están pasando”, dijo la puertoriqueña Naty Valle, quien dirige un grupo de ayuda en la iglesia luterana Rio de Vida.

El grupo se llama: Integración Latina. Comenzó en el 2013 y actualmente sirve a más de 420 personas, principalmente de Omaha.

De acuerdo con Valle, “en la Sociedad y en la Iglesia, nuestro crecimiento impresiona y a veces asusta, pero nuestra representatividad en la toma de decisiones deja mucho que desear. Aunque seguimos conquistando espacios muy lentamente, somos tratados como ciudadanos de segunda clase”.

Martha Larios, secretaria de Integración Latina dijo: “Los millones de inmigrantes latinoamericanos que trabajan en EEUU ofrecen sus brazos y contribuyen a la economía de este país. Llevan una vida de mucho sufrimiento debido a la separación de sus familias, al desprecio de que son objeto y a la dureza de los trabajos que desempeñan. Pero depende de uno mismo integrarse para exigir ser tratados con dignidad”.

Todo comienza incluso con el nombre. Sobre esto, Valle argumenta: “Nadie se pone de acuerdo en cómo llamarnos: latinos, hispanos, “browns”, chicanos… Habemos tantos en este país y aún seguimos batallando incluso con el nombre…”

Según la directiva de Integración Latina, nuestro caminar como pueblo latino en EEUU presenta varios desafíos: primero exige que seamos capaces de conservar lo positivo de la cultura latinoamericana de donde provenimos, aprendiendo al mismo tiempo las muchas cosas buenas de la sociedad norteamericana que nos acoge, teniendo la sabiduría de dejar a un lado lo que hay de negativo en ambos mundos.

“En segundo lugar debemos abrir nuestros horizontes más allá de los problemas que nos aquejan como hispanos, presionando desde dentro al gobierno de esta nación y extendiendo la mano a quienes luchan por construir una mejor sociedad, en donde lo ideal es integrarnos, asimilando de donde venimos y en donde estamos”, enfatizó Larios.

Por su parte, Valle concluyo diciendo: “En algún punto de mi vida casi lograron que me avergonzara de mi propia cultura. Mis tres hijos crecieron hablando casi solamente inglés y recuperaron el español sólo en la universidad, donde han aprendido a sentirse orgullosos de su identidad mestiza, bilingüe y méxicoamericana. Hoy, quiero ayudara para que más personas en Omaha y Iowa logren integrarse adecuadamente a este país y esa es la lucha diaria que tenemos marcada”.[:]

LEAVE A REPLY