[:en]Amanda Ryan brings lifelong passion for education to school board[:es]Amanda Ryan lleva al consejo escolar su pasión de toda la vida por la educación [:]

0
8

[:en]When Amanda Ryan and her fellow Omaha Board of Education members couldn’t agree on hiring a new OPS superintendent last spring, it left that search in limbo and the community asking questions.

Now, this emerging young leader is gearing up with her colleagues for a new search sure to be closely followed by stakeholders and media outlets.

The Minden, Neb. native is a third generation Mexican-American on her mother’s side and identifies as a Latina. “That’s something that’s really important to me,” said Ryan, who is single with no children.

The 26-year-old is finishing work on her master’s in sociology at the University of Nebraska at Omaha, just one of several markers she’s surpassed in her family.

“It’s interesting having to navigate being the first one in your family going to college,” she said.

Until winning the race for the Subdistrict 7 school board seat in 2016, she’d never run for or held public office before. She came on the board in a transition period that saw several new members elected to the body. The nine-member board selects the superintendent, sets policy, does strategic planning and oversees the broad brushstrokes of a diverse urban public school district serving 52,000 students, including many from migrant, immigrant and refugee populations.

Ryan feels her ethnic background, combined with her studies, her past experience working for Project Interfaith and her current job with the Institute for Holocaust Education, gives her insight into the district’s multicultural mosaic.

“I think all my education and life experience comes back to cultural understanding. With the wide array of students and staff we have in OPS. I think it’s important to remember those things.”

She sees a need for more minorities to empower themselves.

“In the political atmosphere we live in now, I think it’s really important people from marginalized communities express themselves and show that identity. That’s something I kind of ran on. It’s important kids see people similar to them doing important things so they realize, ‘Oh, I can be a leader, I can strive to do that as well.’ I think that’s something we need more of In Neb. We’re  starting to have more leaders of color emerge, but it’s going to take some more time to do that.”

She credits former Omaha Public Schools board member and current Nebraska state legislator (District 7) Tony Vargas with emboldening her to run.

“Tony has been a very big influencer and mentor.”

Her decision to serve was intensely personal.

“Education has been such a huge motivating factor in my life. Everything I’ve done, every career aspiration I’ve had has to do with education. I can pinpoint teachers throughout my educational experience that have motivated me and helped me get to different places. I wanted it to pay it back somehow,”

Running for the board, she got some push-back for not having a child in OPS and for her youth. Regarding her age, she said, “I know during my campaign some people viewed it as a negative, but I think it’s a positive. It wasn’t that long ago I was in public school worrying about everything. I know some of these struggles these kids are going through.”

She has some goals for this academic school year.

“I am going to try in to be in the schools a lot more building relationships and rapport with teachers and administrators. I know morale is low. I think you can see that in board meetings when the teachers’ union and support staff come out and express these extreme frustrations.

“I want to do more community forum-listening sessions so that people are heard.”

In the wake of internal board contention that resulted in stalemates, members participated in a training session to improve communication skills and build unity.

“It was a bad experience for me starting off with all of that – the failed superintendent search, some of us wanting change in board leadership and others not wanting it. Then nobody wanting to work together to fix it. That was really hard.”

She said personality and idealogical differences – “I’m the furthest on the left politically on the board” – are being put aside.

“I do think it’s getting a lot better.”

She said disagreements are bound to occur and can even be healthy.

“Conflict isn’t bad. Out of conflict comes change and that change can be really good.”

About the new superintendent search, she said, “It’s something I really want to make sure we do right. We need to get good candidates and we need to select the right person. I think that’s going to be the biggest thing.”

Incumbent district chief Mark Evans is delaying his retirement a year to shepherd OPS until his successor’s hired and assumes the post next summer. Whoever fills that role, Ryan said, will have a full agenda.

“We’re going to be facing a lot of budget issues and we need somebody who’s going to be creative and progressive in how they deal with that. We are going to have to be very strategic to maximize as many different streams of revenue as we can. We need somebody who is politically savvy to work with state legislators and community organizations.”

Ryan knows something about making one’s own path.

“I’m ridiculously independent,” she said.

Read more of Leo Adam Biga’s work at leoadambiga.com.[:es]Cuando Amanda Ryan y sus compañeros miembros del Consejo de Educación de Omaha no pudieron ponerse de acuerdo la primavera pasada para la contratación de un nuevo superintendente para OPS, eso dejo la búsqueda en el limbo y a la comunidad preguntándose qué había pasado.

Ahora esta joven líder se prepara junto con sus colegas para realizar una nueva búsqueda que seguramente será seguida de cerca por los sectores interesados y los medios de comunicación.

La nativa de Minden, Nebraska, es mexicana-estadounidense de tercera generación por el lado de su mamá, se identifica como latina. “Eso es algo que es muy importante para mí”, dijo Ryan, quien actualmente es soltera y sin hijos.

La joven de 26 años de edad está terminando su trabajo para su Maestría en Sociología en la Universidad de Nebraska en Omaha, una de los muchos hitos que ha alcanzado.

“Es interesante tener que navegar el ser la primera en tu familia en ir a la universidad”, nos comenta.

Hasta antes de ganar en el 2016 el puesto en el consejo escolar en el Sub-distrito 17, ella jamás había participado para ni había tenido un puesto público. Ella llegó al consejo durante un momento de transición en el que varios miembros del consejo fueron electos. El consejo, compuesto por nueve miembros, selecciona al superintendente, establece las políticas, realiza planeación estratégica y supervisa los trabajos en un diverso distrito escolar público urbano, sirviendo a 52,000 estudiantes, incluyendo muchos de poblaciones de inmigrantes y refugiados.

Ryan considera que su procedencia étnica, aunado a sus estudios, a su experiencia trabajando para Project Interfaith y su actual empleo con el Institute for Holocaust Education, le permiten apreciar de mejor forma el mosaico multicultural del distrito. “Yo considero que toda mi educación y experiencia se vida termina por contemplar un entendimiento cultural. Con la amplia diversidad de estudiantes y personal de trabajo que tenemos en OPS, considero es importante recordar esas cosas”.

Ella aprecia una necesidad de que las minorías se empoderen a sí mismas. “En el ambiente político en el que vivimos hoy en día, yo considero importante que las personas de comunidades marginadas se expresen y muestren esa identidad. Eso es algo que he aplicado. Es importante que los niños vean a personas similares a ellos haciendo cosas importantes para que se den cuenta y piensen ‘Yo también puedo ser un líder y puedo aspirar a hacer esto’. Creo que eso es algo que necesitamos más en Nebraska. Estamos comenzando a ver como emergen más líderes de color, pero es un proceso que llevará tiempo.

Ella dio crédito a Tony Vargas, anterior miembro del consejo de Omaha Public Schools y actual Legislador del Estado de Nebraska (Distrito 77), con motivarla para postularse. “Tony ha sido una gran influencia y mi mentor”.

Su decisión de servir fue intensamente personal. “La educación ha sido un gran factor motivacional en mi vida. Todo lo que he hecho, cada aspiración en mi carrera, ha tenido que ver con la educación. Yo puedo mencionar a varios maestros a través de mi experiencia educacional que me han motivado y ayudado en distintos momentos. Yo quiero pagarlo de vuelta de alguna manera”.

Al buscar el cargo en el consejo, ella se enfrentó a algo de resistencia por no tener un hijo en OPS y por ser alguien joven. Sobre su edad, nos comenta: “Yo sé que durante mi campaña hay quienes lo vieron como algo negativo, pero yo considero que es algo positivo. No hace mucho tiempo yo estaba en una escuela pública preocupada por todo. Yo conozco algunos de los problemas a los que se están enfrentando estos niños”.

Ella tiene algunas metas para este año escolar. “Yo estoy tratando de estar más en las escuelas, construyendo relaciones con los maestros t administradores. Yo sé que la moral es baja. Creo que se puede apreciar en las reuniones del consejo cuando el sindicato de maestros y el personal de apoyo asisten y expresan su frustración. Yo quiero llevar a cabo más foros con la comunidad para que las personas sean escuchadas”.

A razón de la polémica al interior del consejo que resultó en puntos muertos, los miembros participaron en una sesión de capacitación para mejorar las habilidades de comunicación y la construcción de unidad.

“Fue una mala experiencia para mí el comenzar con todo eso, con la búsqueda fallida de un superintendente, con algunos de nosotros buscando un cambio en el liderazgo del consejo y otros que no lo querían. Y después que nadie quería trabajar en conjunto para arreglarlo. Eso fue muy difícil”.

Ella dijo que las diferencias personales e ideológicas se están haciendo a un lado. “Yo soy alguien políticamente en la izquierda. Si pienso que todo está mejorando”.

Ella dijo que hay desacuerdos que pueden ocurrir y que incluso puede ser saludable. “El conflicto no es malo pues con este llega el cambio y ese cambio puede ser bueno”.

Sobre la búsqueda del nuevo superintendente, ella dijo: “Es algo que en verdad quiero que hagamos bien. Necesitamos obtener nuevos candidatos y necesitamos seleccionar a la persona indicada. Creo que eso será lo más importante”.

Mark Evans, actual jefe de distrito, está retrasando su retiro por un año para guiar a OPS hasta que sea contratado su sucesor u asuma el puesto hasta el siguiente verano. Quien quiera que sea la persona que llegue al puesto, comentó Ryan, tendrá una agenda repleta.

“Vamos a enfrentarnos a muchos problemas presupuestales y necesitamos a alguien que vaya a ser creativo y progresivo sobre cómo va a ocuparse de las cosas. Vamos a tener que ser muy estratégicos para maximizar cuantas fuentes de ingreso podamos. Necesitamos de alguien que sea hábil en política para trabajar con los legisladores estatales y las organizaciones de la comunidad.”

Ryan sabe algo sobre crear su propio camino. “Soy inmensamente independiente”, nos dijo.

Lea más sobre el trabajo de Leo Adam Biga en leoadambiga.com.[:]