Siga estos pasos para mantener a su familia fuera de peligro después de una tormenta



(BPT) -

La temporada de huracanes comienza en junio y ya millones de personas en todo Estados Unidos han vivido las inclemencias del tiempo, como tormentas severas y tornados. Seguirá habiendo tormentas en varias zonas del país durante todo el verano y hasta en otoño. Si bien proteger a su familia de un huracán que se aproxima o de otra inclemencia climática debe ser su principal prioridad, existen también otras amenazas que pueden causar daños graves tras el paso de una tormenta, como incendios, peligro de electrocución, e intoxicación por monóxido de carbono (CO), conocido como “el asesino invisible”.

Cuando una tormenta severa causa el corte del suministro eléctrico, muchas familias usan plantas eléctricas (también llamadas generadores portátiles) que operan con gasolina para mantener las luces encendidas, y los electrodomésticos y otros dispositivos en funcionamiento. Sin embargo, el uso inadecuado de dichas plantas eléctricas implica un alto riesgo de intoxicación por CO, que puede provocarle la muerte a su familia en minutos. Debido a que el monóxido de carbono es invisible y no tiene olor, la intoxicación puede producirse rápidamente. Las personas expuestas pueden perder el conocimiento antes de reconocer los síntomas de intoxicación, como nauseas, mareos o debilidad.

Según datos recientes de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE. UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC, por su nombre y siglas en inglés), los afroamericanos corren un mayor riesgo de muerte por intoxicación con CO. La CPSC estima que unos 80 consumidores mueren en Estados Unidos cada año por intoxicación con CO causada por plantas eléctricas. Entre los años 2010 y 2020, los afroamericanos representaron el 22% de las muertes por CO relacionadas con las plantas eléctricas, casi el doble de su conformación estimada del 13% de la población estadounidense.

Debido a que los peligros de un huracán, tornado u otra inclemencia climática no desaparecen tras su paso, debe seguir protegiendo a su familia incluso después de que ocurra.

“Se necesita tan solo un huracán para causar destrucción masiva y pérdida de vidas”, dijo el presidente de la CPSC, Alex Hoehn-Saric. “Es por eso que insto a los consumidores a seguir los consejos de seguridad de la CPSC para estar preparados antes de las tormentas y mantenerse seguros después de que hayan sucedido”.

Para empezar, si utiliza una planta eléctrica, siga estos consejos de seguridad:

Opere las plantas eléctricas solo en exteriores.

Nunca opere una planta eléctrica en el interior de una vivienda, un garaje, un sótano o cualquier otra área subterránea, un cobertizo o en el porche. Abrir puertas y ventanas no proporcionará suficiente ventilación para evitar la acumulación de niveles letales de CO. ?

Opere las plantas eléctricas a por lo menos 20 pies de distancia de la casa.

Para mantenerse a salvo, asegúrese de apuntar el escape de gases lejos del hogar y de cualquier otra vivienda o edificio donde alguien pudiera entrar.?

Verifique que su planta eléctrica ha recibido el mantenimiento adecuado.

Al igual que revisaría su cortadora de césped, automóvil u otro electrodoméstico importante, asegúrese de que su planta eléctrica reciba un mantenimiento regular. Lea y siga las etiquetas, instrucciones y advertencias en la planta eléctrica y en el manual de usuario.

Seleccione una planta eléctrica con apagado automático ante altos niveles de CO.

Al comprar plantas eléctricas pregunte por aquellas que se apagan automáticamente al detectar niveles altos de CO. Algunos modelos con auto apagado también son de baja emisión. Dichos modelos pueden o no ser mercadeados como certificados según los más recientes estándares de seguridad para plantas eléctricas: PGMA G300-2018 y UL 2201.

Use y pruebe regularmente las alarmas en su hogar.

Instale en cada piso de su hogar y afuera de cada área de dormir alarmas de CO que funcionen con baterías o alarmas de CO cableadas con batería de respaldo. Las alarmas detectoras de humo deben instalarse en cada nivel y dentro de cada habitación. Pruebe los detectores de CO y humo mensualmente para asegurarse de que funcionan bien, y cambie las baterías si es necesario.

Siga los consejos de seguridad adicionales a continuación durante la temporada de tormentas:

Aparatos mojados:

  • Tras la tormenta, busque señales de que sus electrodomésticos se han mojado. No toque los aparatos húmedos que todavía están enchufados a la electricidad.

Antes de volver a usar sus electrodomésticos, haga que un profesional o su compañía de gas o electricidad revise si es seguro usarlos. Reemplace todas las válvulas de control de gas, cableado eléctrico, interruptores de circuitos y fusibles que hayan estado bajo el agua.

Fugas de gas:

  • Si huele o escucha una fuga de gas, salga de su casa inmediatamente y comuníquese con las autoridades locales de gas desde el exterior del hogar.
  • No use ningún dispositivo electrónico, como luces o teléfono, antes de salir de la casa.

Uso de carbón y velas:

  • Nunca queme carbón en interiores. Quemar carbón en un espacio cerrado puede producir niveles letales de monóxido de carbono. No cocine en una parrilla de carbón en su garaje, aún con el portón abierto.
  • Tenga cuidado al encender velas durante un apagón: las linternas son más seguras. Si tiene que usar velas, no las encienda sobre algo o cerca de algo que pueda incendiarse. Nunca deje velas sin supervisión. Apague las velas al salir de la habitación y antes de dormir.

Infórmese y prepárese para así poder mantener a su familia más segura durante todo el verano.

Visite SeguridadConsumidor.gov para más información.



]]>